Giro de Edwin Díaz lo ha llevado a mayor estrellato en Nueva York

Giro de Edwin Díaz lo ha llevado a mayor estrellato en Nueva York

El puertorriqueño Edwin Díaz cosechó un nuevo salvamento el viernes ante los Piratas, con un esfuerzo de cinco outs para mantener a los Mets por delante de los Bravos, en el primer lugar de la División Este de la Liga Nacional. Fue su rescate número 30 del año.

Hay otros lanzadores con más salvados en la Nacional, pero no hay un relevista más importante ahora mismo en el béisbol que el boricua – o más dominante.

Muchos aficionados de los Mets no querían tener nada que ver con él durante sus primeros tres años en Nueva York, a pesar de ser un joven con un gran brazo, que llegó a salvar 57 partidos con los Marineros.

Hubo muchas debacles en los últimos innings con los Mets. Desperdició siete salvamentos en su primer año en Queens y seis en la temporada pasada, en un año en el que terminó con efectividad de 3.45 y 43 hits permitidos en 62.2 tramos.

Ahora, Díaz es una estrella en la Gran Manzana – en medio de la fanfarria de las trompetas y del enloquecido público cada vez que se dirige a la loma.

Este es un equipo que tiene a Max Scherzer, Jacob deGrom, Pete Alonso y a Francisco Lindor. También son estrellas. Pero los Mets no tendrían chances de estar en el primer lugar sobre los Bravos de no contar con Díaz como su cerrador.

“[Díaz] nunca se toma un turno a la ligera”, dijo el manager Buck Showalter sobre su taponero. “Nunca afloja. En ese sentido, tiene mucho de Max [Scherzer] en él. No sólo salen a hacerlo bien”.

Se le preguntó a Showalter si conocía al boricua antes de dirigirlo.

“Lo recuerdo cuando era manager de los Orioles”, dijo. “Recuerdo a un chico con un brazo eléctrico, que podía lanzar una recta con mucha vida y un slider tarde en los turnos. Te podía sacar de dos maneras. Creo que ahora todos pueden ver que ese sigue siendo el caso”.

Siempre hubo destellos de ese repertorio eléctrico en Nueva York, pero nunca con la consistencia necesaria para sostener su dominio durante toda una temporada, incluso cuando parecía capaz de ponchar a todo el mundo cuando estaba en su tope.

Para al final de la temporada pasada, cuando salió del bullpen para sellar algún triunfo de los Mets, no había tanta emoción como ahora. El público del Citi Field aguantaba la respiración al unísono.

No todos los jugadores pueden sobrevivir una experiencia como tal en Nueva York – o recuperarse de esta manera.

Hay jugadores que llegan a la Gran Manzana y no pueden con las exigencias de la ciudad, en un escenario tan alto y con tantas expectativas. En algunas ocasiones, se ven en otra ciudad intentando revivir sus carreras. No fue así para Díaz.

“La manera en la que ha regresado”, expresó Showalter, “dice mucho más de este joven que el talento de su brazo.

No había lanzado tanto en septiembre hasta el viernes por la noche, porque los Mets no habían tenido ventajas cerradas en las últimas entradas.

Showalter lo ha llamado para lanzar en la octava entrada en otras ocasiones – y lo volvió a hacer el viernes. Para sacar los últimos tres outs necesitó algo de ayuda. Pero, lo cierto es que los Mets han estado ayudándose los unos a los otros durante todo el año.

Díaz abrió el noveno negociando boleto ante Ben Gamel con cuatro pitcheos. Greg Allen salió al robó intentando estafarse la intermedia.

“Sencillamente, la gente no va a esperar darle tres hits seguidos a Edwin”, dijo Showalter.

El promedio al plato de Díaz en el año con corredores en base es de 1.7 segundos. Los Mets querían que mejorara ese tiempo. El viernes, con Allen en las almohadillas, registró un tiempo por debajo a 1.5.

“Tres décimas de segundos en ese momento es mucho”, señaló Showalter.

El receptor puertorriqueño Tomás Nido hizo un tiro perfecto para retirar al corredor. Gracias al buen disparo, el venezolano Luis Guillorme pudo bloquear la base con su pierna.

Showalter: “Se necesitó que tres chicos hicieran el trabajo a la perfección. Fue un gran out”.

Además de los 30 salvamentos de Díaz, el oriundo de Naguabo ha ponchado a 107 rivales en un total de 56.2 innings de labor y tiene efectividad de 1.43. Resulta que Nueva York no fue demasiado para él. Ahora, él es quien presiona a los equipos contrarios.

Hay muchos jugadores invaluables en la Liga Nacional este año, pero ninguno más que lo que Díaz ha sido para los Mets. ¡Qué suenen las trompetas!

Fuente: Las Mayores

Relacionadas

Neymar entrena antes del partido de Brasil en los octavos de final del Mundial

Neymar entrena antes del partido de Brasil en los…

Doha.- Neymar Júnior se entrenó con normalidad con el resto de sus compañeros a un día…
José Alvarado brilla en la victoria de los Pelicans sobre los Nuggets

José Alvarado brilla en la victoria de los Pelicans…

Nueva Orleans — José Alvarado destacó una conmovedora actuación de 38 puntos, la más alta de…
Inglaterra pasa por encima de Senegal y se cita con Francia

Inglaterra pasa por encima de Senegal y se cita…

Jordan Henderson, Harry Kane y Buyako Saka anotaron los goles ingleses.